El estado de alarma evidenció la inaccesibilidad de Internet

Seccións: De Interese
internet12.jpg

Con motivo del Día de Internet, celebrado el pasado 17 demayo, la ONCE denunció el aislamiento que provoca la falta de accesibilidad a servicios esenciales en la red durante la crisis sanitaria.Las personas ciegas han logrado mantener trabajo, estudio y acceso a ocio e información, pero con problemas para acceder a servicios básicos.

 La accesibilidad de Internet y de algunas plataformas digitales ha facilitado la conexión de las personas ciegas durante la alarma sanitaria, tanto para entornos educativos, como laborales, culturales y de ocio e información. Sin embargo, la falta de esa misma accesibilidad ha puesto de manifiesto la generación de aislamiento y la imposibilidad de acceder a servicios esenciales. Un claro ejemplo es  la falta de accesibilidad a las apps del Covid-19; a las webs de algunos grupos médicos que, por ejemplo, a la hora de seleccionar en un calendario el día y la hora, ese calendario no es accesible y solo funciona con el ratón; o a servicios de petición de cita a través de las apps de las comunidades autónomas (si bien las webs sí suelen ser accesibles), entre otros.

En la sociedad del conocimiento en la que nos encontramos, y muy en especial, en la crisis actual, son muchas las situaciones en la vida de una persona que pasan por el uso de la tecnología: leer un libro digital, hacer la compra, mantener comunicación con amigos, gestionar citas médicas o cuentas bancarias, desarrollar un trabajo profesional, etc. Y todo ello, interconectándose desde puntos geográficamente lejanos gracias a Internet. Muchas de estas operaciones, sin el uso de la tecnología, estarían vetadas a las personas ciegas o con discapacidad visual severa, pero todavía no se pueden realizar todas las que cualquier persona lleva a cabo porque gran parte no son accesibles parcial o totalmente.

Esta  crisis, más que nunca, ha puesto en relieve la cara y la cruz de esta situación. Sin las plataformas de teletrabajo, los campus virtuales, la compra online, los pagos desde móvil, las aplicaciones para mantener reuniones privadas y profesionales y un largo etcétera, se habría aislado y paralizado, en mayor medida, el mundo en el que vivimos. La otra cara de esta situación son las innumerables dificultades a las que las personas con ceguera o discapacidad visual se enfrentan a la hora de  usar todas esas herramientas y aplicaciones como el resto de los ciudadanos, especialmente en servicios claves como el acceso a la sanidad o a servicios esenciales.

El uso de la tecnología es un arma de doble filo para para las personas con discapacidad. Por un lado, proporciona nuevas herramientas que posibilitan tareas que no podían realizarse sin ella y, por otro lado, al no cumplirse en muchas ocasiones las pautas o normas de accesibilidad en el diseño de las aplicaciones o dispositivos, no se garantiza el uso normalizado de la tecnología a personas con baja visión, ceguera o sordoceguera.
Más accesibilidad a la hora de diseñar
La ONCE recuerda que es necesario que todas estas dificultades se tengan en cuenta a la hora de diseñar de origen las normas de accesibilidad. Rehacer o adaptar a posteriori, supone mucha más inversión de recursos y de tiempo, además de la pérdida de oportunidades y un sobresfuerzo que las personas con discapacidad visual se ven obligadas a realizar para utilizarlas.

 

Imagen de  un técnico de ONCE  ayudando  a un afiliado a manejar una tablet

 

Esto obliga a entidades como la ONCE a invertir recursos para velar y apoyar todas las medidas necesarias para conseguir, por ejemplo, que una niña pueda estudiar desde casa como el resto de sus compañeros de clase; que el universitario realice con garantías los exámenes del Grado que cursa; que el profesional teletrabaje con las medidas y recursos accesibles como el resto de trabajadores de su empresa; que la persona con sordoceguera pueda realizar la compra online de lo que necesita cada día ella y su familia; que los mayores que han tenido que quedarse en casa o en la residencia puedan ocupar su tiempo leyendo o informándose de lo que sucede en el mundo cada día; o que si cualquier persona con discapacidad visual intuye que tiene síntomas de Covid19 pueda hacer su autotest con la APP que su Comunidad Autónoma ha puesto a disposición de la ciudadanía. De todas estas situaciones, hay bastantes ejemplos de no haberlo conseguido satisfactoriamente, y hay que seguir trabajando para que se minimicen y se cumpla con el diseño universal que mejorará el mundo en el que vivimos.

RRSS_Compartir

Compartir :

Publicador de contidos

Calendario

Febreiro

« »
  1. L
  2. M
  3. M
  4. X
  5. V
  6. S
  7. D
  8. 1
  9. 2
  10. 3
  11. 4
  12. 5
  13. 6
  14. 7
  15. 8
  16. 9
  17. 10
  18. 11
  19. 12
  20. 13
  21. 14
  22. 15
  23. 16
  24. 17
  25. 18
  26. 19
  27. 20
  28. 21
  29. 22
  30. 23
  31. 24
  32. 25
  33. 26
  34. 27
  35. 28
  36. 29
Eventos do mes
Non hai eventos para este mes

Subscrición

Subscrición

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Galicia
Informámosche de que os datos de carácter persoal que nos proporciones ao encher o presente formulario serán tratados por Política privacidade

Publicador de contidos