Covid 19 paró muchas cosas, pero no la Educación

Seccións: CRE
ivan_esparrago_en_su_estudio.jpg

Por José Ángel Abraldes Rodeyro, director del CRE de Pontevedra

El pasado día 12 de marzo, se anunció por la Xunta de Galicia la suspensión de la actividad docente como consecuencia de la elevadísima tasa de contagio que se estaba produciendo por la pandemia en nuestra Comunidad Autónoma y unas horas después, idéntica medida se adoptaba en el Principado de Asturias, que es la Comunidad que completa el ámbito de intervención del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Pontevedra. 

Generaciones de jóvenes, adultos y mayores, convivimos con una experiencia a la que en el mal llamado primer mundo no estamos habituados y que progresivamente nos hemos ido tomando en serio ante la realidad que hemos podido encontrar diariamente en los medios de comunicación y, muchas veces también, en nuestro entorno familiar y de amigos.Sin duda no es fácil enfrentar este tiempo y sus circunstancias, pero a la disciplina, paciencia, tolerancia, ..., debemos añadir el compromiso y la imaginación para poder proseguir con nuestros objetivos y obligaciones, siendo una de ellas para los más jóvenes, la educación.

Hace ya años se viene progresando en formación e innovadores medios tecnológicos en la escuela, con diferentes proyectos, que progresivamente han dotado a los escolares de equipos informáticos públicos y de plataformas académicas a los centros docentes, en las que se han incorporado contenidos educativos, ejercicios auto evaluativos, enlaces a recursos genéricos de Internet con audiovisuales temáticos, conectividad con el alumnado y con sus familias, ...

La red en los centros académicos, aún con múltiples deficiencias de homogeneidad y accesibilidad, hoy se ha convertido en una plataforma de canalización y sustento de la continuación de la actividad lectiva para millones de escolares en el mundo, todo ello sin estar exento de deficiencias y dificultades que diariamente hay que sufrir y superar, especialmente porque aún son muchos los jóvenes que no tienen acceso a la escuela digital.

En la ONCE no hemos sido ajenos a toda esta estrategia y revolución, por lo que en los últimos años se han previsto, tanto para profesionales como para estudiantes, el uso de potentes herramientas y medios para la gestión y acceso a contenidos digitales que hoy complementan a los tradicionales libros adaptados al braille y el uso de diversos materiales didácticos y percibibles mediante el sentido del tacto.

La ONCE y sus servicios de atención educativa, como no puede ser de otra forma, durante este período de largo confinamiento, continúan prestando al alumnado con ceguera o grave deficiencia visual los servicios de apoyo necesarios para que en ningún caso puedan quedar al margen de su evolución educativa al igual que sus compañeros. Hoy más que nunca, nuestros maestros se convierten en imprescindibles intermediarios entre centros académicos, alumnado y familias. Así, estamos en contacto con el profesorado de colegios e institutos para poder contar con los materiales adaptados o con el mayor nivel de accesibilidad, para posteriormente derivarlo al estudiante con ceguera o discapacidad visual, muchas veces con la imprescindible transcripción al código braille por parte de nuestra red de servicios bibliográficos.
De otra parte y con los más pequeños, las familias son un agente de colaboración esencial al recibir de nuestros maestros y maestras el necesario asesoramiento para acercar las tareas y experiencias a los escolares, especialmente en todas las prácticas y rutinas que tienen que ver con la intervención del tacto, que es el canal de aprendizaje que más se perjudica en la distancia.

Imagen de la estudiante de la Universidade de A Coruña Cristina Lago Carlín durante el confinamiento

Por todo ello, estos días es frecuente impartir clases por vídeo conferencia mostrando en directo cómo realizar una manualidad, convertir una cartulina en un mapa mudo, resolver una enredada operación matemática en una máquina de braille o entender una compleja fórmula química. Así en este tiempo se generalizan las clases por vídeo conferencia, el uso de herramientas de acceso remoto a los ordenadores de los estudiantes para enseñanzas o solución de incidencias, las clases de braille no presenciales con corrección mediante fotografías del trabajo escrito por el alumnado, los tutoriales dirigidos a familias para realizar actividades no sólo académicas, si no también dirigidas al ocio y a la actividad física, Como también el constante seguimiento y contacto mediante el uso del teléfono y la mensajería instantánea, que a menudo aportan la caricia de una voz amiga o de la sonrisa de la imagen cotidiana de uno de nuestros atendidos o de sus profesionales.

Mantener los horarios cotidianos, es un buen mecanismo para hacer más llevadero el confinamiento. Además, tiene importancia sostener un esfuerzo notable de aprendizaje, ya que, se deberá llegar al nuevo curso con las mochilas llenas de conocimientos y habilidades académicas, dado que muy probablemente a partir de septiembre los jóvenes tendrán que recuperar el tiempo perdido.De toda dificultad o inconveniente hay que extraer un aprendizaje u oportunidad y, en este ciclo de confinamiento y aislamiento, que vive sucesivas prórrogas y prevé una desescalada progresiva, estamos experimentando el trabajo y apoyo educativo a distancia, con la utilización máxima de las tecnologías y las comunicaciones audiovisuales que facilitan que la actividad docente llegue todos los días a los domicilios.


Hoy más que nunca nuestros maestros y maestras son creativos referentes de sus niños y jóvenes atendidos, a los que siguen enseñando, ilusionando y orientando, como también son los garantes de seguir formando a las familias, ahora en la lejanía, para que, con su imprescindible colaboración, concluyan todo el trabajo previo que se les proporciona.Todo ello se realiza con una enorme ilusión y dedicación que supera a la dificultad, con notable innovación e imaginación que anulan al aislamiento y con la siempre necesaria esperanza que invalida al miedo y al desánimo.Esta pandemia que afrontamos y enfrentamos será seguro un importante capítulo de la historia universal, y todos y cada uno de nosotros, con nuestra activa responsabilidad social, hoy somos factor fundamental para vencerla y contribuir a aportar el necesario conocimiento científico, para que no se pueda volver a repetir.

Mucho ánimo y mucha salud para todos y un enorme agradecimiento y homenaje al cariño y esfuerzo de los profesionales de los equipos mixtos de atención educativa de la ONCE en Galicia y Asturias, a la entrega y colaboración de las familias y al compromiso y trabajo de nuestros afiliados estudiantes.

 


 

Publicador de contidos

Calendario

  1. L
  2. M
  3. M
  4. X
  5. V
  6. S
  7. D
  8. 1
  9. 2
  10. 3
  11. 4
  12. 5
  13. 6
  14. 7
  15. 8
  16. 9
  17. 10
  18. 11
  19. 12
  20. 13
  21. 14
  22. 15
  23. 16
  24. 17
  25. 18
  26. 19
  27. 20
  28. 21
  29. 22
  30. 23
  31. 24
  32. 25
  33. 26
  34. 27
  35. 28
  36. 29
  37. 30
Eventos do mes
Non hai eventos para este mes

Subscrición

Subscrición

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Galicia
Informámosche de que os datos de carácter persoal que nos proporciones ao encher o presente formulario serán tratados por Política privacidade

Publicador de contidos