Lenguaje e igualdad

  • Boletín: NÚMERO 40 -AGOSTO/SETEMBRO 2021

    Imagen unas manos sosteniendo un ejemplar de  la Constitución Española con la palabra "disminuído" tachada y el término "persona con discapacidad" con el visto bueno

    El  Ejecutivo español  ha aprobado el anteproyecto para la reforma de la Constitución que elimina el término "disminuido" y  propone un texto de cuatro puntos que ya se había consensuado en la Cámara baja en 2018, pero que no se llegó a aprobar al disolverse las Cortes con la convocatoria de elecciones para 2019.. 

    El texto, además del cambio del término ‘disminuido’, propone destacar «los derechos y deberes previstos» en la Carta Magna «en condiciones de libertad e igualdad real y efectiva» para este colectivo, sin que «pueda producirse discriminación»; y encomienda a los poderes públicos la puesta en marcha de «políticas necesarias para garantizar la plena autonomía personal e inclusión social de las personas con discapacidad».«Estas políticas respetarán su libertad de elección y preferencias, y serán adoptadas con la participación de las organizaciones representativas de personas con discapacidad en los términos que establezcan las leyes», recoge el texto del Gobierno, que indica, además que «se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad».

     

    Una estudiante con discapacidad, en silla de ruedas, en una biblioteca de un centro educativo

     

    Por otra parte,  la Constitución Española sería «la única en el mundo» que mencionaría a las mujeres y niñas con discapacidad si se termina aprobando el Proyecto de reforma Constitucional que ahora está en las Cortes para su tramitación parlamentaria. Esta modificación del artículo 49 para, entre otras cuestiones, eliminar el término ‘disminuido’ y cambiarlo por ‘personas con discapacidad’ supone «un reconocimiento de la igualdad de género». Concretamente, el artículo del texto constitucional  49 que, gracias a su reformulación, establece un nuevo artículo mucho más amplio e integral que cristaliza la visión de derechos al mencionar en su literalidad que «se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad«.

     

    Una mujer joven con discapacidad física en su puesto de trabajo en una oficina

    Un hecho  relevante porque «merced a esta reforma, la Carta Magna incluirá ya tres menciones a las mujeres a lo largo de todo el texto, cuando hasta ahora solamente había dos». De esta manera,  las mujeres y las niñas con discapacidad harán  historia al ser las primeras en aparecer de forma expresa en un texto de importancia capital.