El Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Pontevedra celebró su ‘VI Escuela Deportiva’

  • Boletín: Nº 48. MAIO 2022

    Temática: CRE Collage con algunas de las actividades realizadas durante la VI Escuela Deportiva

    Unos jóvenes llenos de entusiasmo llegaban al Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Pontevedra, el pasado día 22 de abril, para participar en la ‘VI Escuela Deportiva’. Tras el ajetreo de conocer las habitaciones, esperar a sus compañeros/as de habitación (algunos para conocerse por primera vez y otros para ponerse al día), llegó el sábado, que comenzó con la formación de unos grupos particulares: los ‘Raperos’, los ‘Punkies’, los ‘Skaters’ y los ‘Hippies’. Todos pusieron todo lo que estaba de su parte recorriendo cada centímetro del CRE para encontrar y superar todas las pruebas que se iban encontrando en cada casilla.

    La ‘VI Escuela Deportiva’ reunió, hasta el 24 de abril, a 25 jóvenes ciegos o con baja visión de entre seis y 16 años, de Galicia y Asturias, que se enfrentaron a pruebas de todo tipo: físicas, de lectura, representación, habilidades motrices… También las había de manualidades, caracterización, imitación, expresión corporal, etc.

    Una vez conseguidas todas las pistas, tuvieron que descifrarlas para hacerse con las piezas de puzzle que indicarían dónde se encontraba el tesoro enterrado. Para ello, debían darse cuenta de que “la unión hace la fuerza” y solamente juntos resolverían el acertijo. Y lo consiguieron. Unas cabezas pensantes reflexionaron sobre lo que decían las piezas del puzzle, los que ya conocían las instalaciones aportaron lugares posibles que coincidiesen con ellas, y otras con pico y pala desenterraron una parte del tesoro.

    Tras encontrar la segunda parte de dicho tesoro y recuperar algo de fuerzas con la comida conocieron algo más sobre culturas urbanas trabajando en equipo.

    Y, así, se dio paso a la actividad de baile. Elvia enseñó (a ritmo de hip-hop) un pequeño combo y cómo usar el cuerpo apoyándonos en las sensaciones que se percibían y en el estado de ánimo, y cómo resultaría esa misma coreografía según se usen unas u otras. ¡Pero el sábado no acababa ahí! Se realizó una pequeña ruta por los alrededores, que tuvo que acortarse pues las fuerzas ya le flaqueaban a la mayoría, a pesar de la abundante merienda.

    Aún quedaba el domingo. Este día, los participantes se separaron en dos grupos para aprovechar mejor los recursos. Un grupo se acercaría primero a las instalaciones cubiertas de Urban Culture Factory para tomar unas nociones básicas sobre el skate, cómo funciona, cuándo subirse y cómo responder ante una caída, o cómo ponerlo en práctica.

    Y el otro grupo disfrutaría de los conocimientos de Marcelo, un joven skater ciego total que inspira a cualquiera. Se comprobó con qué destreza se desenvuelve sobre el skate, y luego siguió la práctica de este deporte, adquiriendo más soltura atendiendo a los consejos.

    Esta ‘VI Escuela Deportiva’ se marcó entre sus objetivos mejorar la calidad de vida de los participantes, realizando actividades físicas y deportivas; así como crear vínculos entre estos jóvenes.

    Además, sirvió para dar a conocer, formarse y participar en diferentes modalidades deportivas específicas. La ‘VI Escuela Deportiva’ se centró en la práctica de distintas actividades físicas como el skate, street dance y una búsqueda del tesoro, así como otras actividades de cooperación y convivencia entre los participantes.

    Con estas actividades se buscó también reconocer la importancia y el valor de una vida activa e interiorizar hábitos saludables y de higiene entre los jóvenes ciegos o con baja visión que participaron.

    Y seguro que todos los objetivos se lograron. Así que. Hasta la próxima edición que, seguro, tendrá nuevos retos.